Cuando tienes buenas referencias y las tienes estudiadas lo que construyes para unas personas que compartan varias de ellas es un lujo.

Cold Python vuelve  a escena con “Rapflow” demostrando una vez más sus skills sobre un beat de producción propia. Esta vez, vuelve a repetir conexión con el filmmaker Relifiction, que ha aumentando la calidad de los visuales del de Albacete de una manera notoria.

El audio, como es habitual, está grabado, mezclado y masterizado en Jhome Estudio.