De padre gitano y de madre paya, alguien que a base de psicopatadas, pelotazos y porrazos  siempre ha estado y está activo, con pasado vinculado a la delincuencia pero en la actualidad merendándose  la escena Underground, lo que él denomina “Jinchomanía”.

Así nos presentan al protagonista de hoy desde el canal de Rodrigo Quesada para EX Magazine, Jincho, del cual descubriremos  un poquito más tras esta entrevista donde nos relatará las diferentes experiencias en su vida. Cómo convertirse en uno de los artistas urbanos más conocidos del país habiendo pasado por multitud de vivencias, unas mejores que otras, desde la vida en la calle pasando por el tonteo con la delincuencia hasta en la actualidad a realizar rap para zorras, drogadictos y delincuentes , como bien remarca el artista en sus letras.

En un pub de Benidorm y tras una prueba de sonido, ese era el escenario que presentaba la entrevista. El de Orcasitas comenzó explicándonos de donde provenía el mote de Jincho, relatando que le  había nacido desde muy pequeñito en su barrio y no precisamente por sus buenas acciones, también detalló el significado que tiene  para él que una persona sea real, considerándoselo  él mismo “ hago lo que me da la gana sin importarme la opinión de los demás y las críticas, eso es ser real”.

“Me he criado sin padre, con mi madre y con mi abuela, en casa de mis abuelos y rodeado de mujeres, siempre he estudiado bien, sacaba buenas notas en el colegio pero por la situación mía yo no podía tener los mismos libros que los chavales, me tenían que hacer préstamos”. Así enunciaba el madrileño su dura adolescencia, detallando la anécdota donde nos explica que según él se vuelve rabioso, ya que los compañeros de clase se reían de él por no tener todos los libros, no entendía que la gente teniendo todos los medios para aprender perdieran el tiempo discriminándole, “era un crío, no entiendes nada, solo entiendes que se están riéndo de ti , entonces tienes que defenderte ”. Respecto a la falta de su figura paterna reconoce que si hubiera existido hubiese sido una adolescencia diferente, “hubiera estado más mimado en ese aspecto, no hubiera hecho yo de figura paterna”.

“Me arrepiento de muchas cosas en la vida, sobretodo de robar, he aprendido la lección pero si tuviera que volver a hacerlo lo haría, era por necesidad , y la música fue mi vía de escape para salir de la delincuencia , hice un tema lo colgué y cuando vi que la gente me apoyaba pues dije, voy a dedicarme a esto”

“En la cárcel estuve dos veces y una en el reformatorio, allí dentro se aprende mucho y empiezas a valorar lo verdaderamente importante , que es la familia , allí adivinas quién está contigo porque te quiere y quién está a tu lado por interés, una carta en la cárcel vale más que mil euros”

Con la pregunta de con quién le gustaría gustaría realizar una colaboración , el artista de Orcasitas lo tiene claro, Fernandito Costa es mi hermanito personal y sé que eso va llegar, solo tenemos que hablarlo y hacerlo. También me gustaría mucho con Mario Santoro, un rapero de Murcia, mucha gente no lo conoce pero a mí me parece de los mejores de España, es de mi rollo, solo colaboro con reales”.

“Aspiro a vivir bien y tranquilo, después de pasar tantas cosas malas en la vida lo mejor que te puede pasar  es que no te pase nada, tener mi casa con mi hija y mi mujer y vivir tranquilo pudiendo disfrutar todo lo que no he disfrutado. En el aspecto musical, aspiro a llenar un estadio de fútbol y que la gente se sienta identificado con mis temas y se centren en el mensaje que yo quiero dar”

Así finaliza la entrevista donde Jincho abre un poco más su corazón a sus fans revelando historias de la infancia y situaciones que le hicieron aprender para estar donde hoy está.