Los artistas ya han firmado el contrato con la organización y cobrado por adelantado

La concejala de Cultura, Universidad, Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, María Aranguren, ha asegurado este martes que los raperos “machistas” Kaydy Cain y Kidd Keo “no van a actuar” en el festival The Urbana Wall y que la venta de entradas para ese concierto está paralizada.

En declaraciones, Aranguren ha recordado que el Ayuntamiento exigió a la empresa Emotional Events, que organiza los conciertos de La Muralla, que cancelase las actuaciones previstas para el 22 de septiembre de estos raperos en el Recinto Amurallado del Palacio Arzobispal porque sus letras son “machistas” y “misóginas”.

Según ha adelantado el diario ABC, los raperos siguen en el cartel del festival y ya han firmado el contrato con Emotional Events y cobrado por adelantado.

Kidd Keo en el videoclip de su tema Colors

Emotional Events fue la empresa ganadora de un total de otras tres para la adjudicación del ciclo de cuatro conciertos del periodo de ferias, que se celebrarán del 25 de agosto al 1 de septiembre.

Según ha explicado la edil, el pliego de condiciones de esa adjudicación recoge también la posibilidad de que la empresa explote el espacio durante el mes de septiembre y el Consistorio “no tenía conocimiento de la polémica que traían estos artistas”.

Ante ello, Aranguren ha asegurado que los raperos “no van a actuar” en estos conciertos, como sí lo harán otros artistas, y que la promotora ha paralizado la venta de entradas para Kaydy Cain y Kidd Keo. Esta situación, “en principio”, no ocasionará ningún conflicto entre la empresa y el Consistorio, ha indicado.

“Falta de control y mala gestión”

Por su parte, el portavoz del Partido Popular en el Consistorio alcalaíno, Víctor Chacón, ha criticado en un comunicado la “falta de control y la mala gestión de la concejal de Cultura, que no sólo no comprobó los artistas que había programado, sino que, además, no ha sido capaz de anular sus conciertos tras un mes de hacerse pública la gravedad de sus letras y vídeos”.

Los populares han recordado que la polémica con los raperos saltó a finales de julio y ya pidió que estos dos artistas se retirasen del cartel. “Los conciertos siguen programados a sólo un mes de su celebración, han agregado.

Para Chacón es “incomprensible que después de dos años de polémicas, el Gobierno haya sido incapaz de establecer una fórmula para evitar que Alcalá sea altavoz de letras que denigran a la mujer”.

Asimismo, ha afirmado que “las mentiras de la concejal de Cultura y la falta de control de las actuaciones que se traen a la ciudad vuelven a poner a Alcalá en el centro de la polémica” y ha reiterado que “si en los conciertos de la Muralla tienen lugar actuaciones machistas y misóginas, la única responsable será Aranguren”.

Fuente: www.20minutos.es