El puertorriqueño, que actuó anoche en el Festival Gijón Life, había acudido para hacerse las uñas

El artista de Música Urbana Bad Bunny cuenta con más de 12 millones de seguidores en Instagram, que ayer pudieron enterarse de primera mano de su reacción tras encontrarse con una negativa insospechada en un salón de estética de Oviedo.

El rapero colgó este comentario, acompañado de una foto del establecimiento. Los comentarios no se hicieron esperar, más de 8.500 en un rato y 160.000 “me gusta”.

Desde el salón de belleza contaron que el rapero fue tratado exactamente igual que el resto de sus clientes.

Se le explicó con toda la educación del mundo que era un local para mujeres, y, de hecho, le dimos la dirección de otro establecimiento que sí que es unisex”

 

 

decía una de las trabajadoras, y añadía:

“nosotras no tenemos que cambiar la política de nuestra empresa por muy famoso que sea”

Además, debido a la repercusión del cantante, que colgó el mensaje tanto en Twitter como en Instagram, el centro de belleza fue el blanco de los fans durante toda la tarde. “Lo que no podemos entender es el acoso al que fuimos sometidas, además de las malas reseñas en la web, el teléfono no dejaba de sonar para decirnos ´es el rey´” explicaban desde el local “no es nadie para hacer eso, para subir una foto sin consentimiento y con ese mensaje”.

La empresa, actualmente se está planteando acciones legales contra el rapero puertorriqueño, que ya ha borrado sus publicaciones sobre el establecimiento ovetense.

Muchos de los seguidores de Bad Bunny afearon la conducta del salón de belleza reclamando una atención para cualquier cliente. Otros se ofrecieron al cantante para reparar sus uñas si no encontraba en Asturias un salón de belleza que le admitiese como cliente. La mayoría de los usuarios no podían creer lo que estaban leyendo.

El interprete de “Te boté” se enfadó con la respuesta del salón que no deja de ser una anécdota para algunos. Bad Bunny llegó ayer a Gijón tras triunfar en el festival Tomorrowland donde cosechó críticas diversas a su actuación.

Fuente: www.lne.es